¿Quién se va contigo de vacaciones: las gafas de Sol graduadas o las lentillas?

¿Quién se va contigo de vacaciones: las gafas de Sol graduadas o las lentillas?

Normalmente durante el año tenemos una rutina: estudiar, trabajar, salir a cenar, de fiesta, hacer deporte… Tenemos claro nuestro estilo de vida y sabemos qué nos conviene y nos resulta más cómodo: gafas o lentillas. Además, no tenemos tanta necesidad de llevar protección solar. Está claro que en la época estival nuestro estilo de vida cambia, alteramos nuestros hábitos y puede que viajemos. ¿Sabes qué le conviene más a tus ojos? ¡El verano está aquí! Vuelven las fiestas al aire libre, la ropa alegre y corta, muchos os habéis graduado en la universidad, otros os habéis graduado las gafas... ¡y vuelven las vacaciones! Seguro que ya tienes planificado algún que otro viaje y te preguntas ¿gafas de sol graduadas o lentillas + gafas de Sol? No hay una fórmula perfecta, pero según tu destino de vacaciones puedes tomar una decisión u otra. Aquí vienen nuestros consejos. NO a las lentillas, SÍ a las gafas de sol graduadas si… Eres millenial: aventurero por naturaleza, explorador, sediento de nuevas experiencias. Has estado trabajando duro y ahorrando algo de dinero para viajar a un país remoto. Cuando vayas a coger el avión te darás cuenta que no puedes llevar suficiente líquido para tus lentillas, solo podrás subir 100ml. Por un momento piensas en comprar allí pero recuerdas que se trata de un lugar exótico y quizás no tendrás tanta suerte. Aunque consiguieras tener suficiente líquido, puede que las condiciones de tu destino no sean las más favorables para las lente de contacto. Puede que hayas escogido, por ejemplo, una ruta por el desierto: el polvo y la sequedad te darán problemas a ti, a tus ojos y a tus lentillas. Aún creyendo que las condiciones de tu destino no serán del todo adversas y puedas conseguir líquido, deberás protegerte del Sol de todas maneras. Más teniendo en cuenta que es verano y que pasarás largos ratos al aire libre. ¡De las gafas no te salvas! Así que quizá debas considerar que lo más cómodo sería usar gafas de Sol graduadas durante tu viaje. De esta forma te olvidarás por completo de infecciones o problemas por mal uso de las lentillas que pueden arruinar este momento tan esperado del año, sobretodo si viajas a países con malas condiciones higiénicas. No te preocupes, elige unas gafas de Sol ideales para ti y no pares de hacer postureo en Stories de Instagram. SÍ a las lentillas + gafas de Sol Muchos aprovechamos nuestras vacaciones para hacer deporte, en lugares idóneos para este, donde normalmente no nos es tan fácil ir el resto del año. En este caso las gafas de Sol comunes pueden ser algo molestas. Las lentillas serán ideales y te aportarán mayor comodidad permitiendo llevar cualquier tipo de gafas deportivas. Otra de las ventajas de las lentillas debajo de las gafas de Sol convencionales, es que las lentillas siempre generan menos distorsiones que las gafas graduadas, con lo que en caso de graduaciones altas la visión siempre será más real. Esto resulta especialmente importante cuando se está haciendo una actividad que requiere atención visual: deportes de riesgo o conducción de cualquier tipo por tierra, mar o aire. Un problema bastante habitual en casos de graduaciones altas es que las gafas graduadas resultan pesadas y más aparatosas. Esto puede convertirse en un inconveniente en esta época y el uso de lentillas nos permite usar unas gafas más ligeras. Como última ventaja del uso de lentillas + gafas de Sol, si se va el Sol podrás quitarte las gafas pero seguirás viendo perfectamente. Te evitarás llevar encima dos gafas diferentes. Ya lo ves, sea como sea siempre vas a necesitar una gafa de Sol sea graduada o no, que tenga un buen filtro, pocas aberraciones y te proteja de las inclemencias del tiempo. Puedes escoger las CARMELAS que más te gusten de nuestra colección para él y para ella y ¡a disfrutar del verano!

Dime cómo eres y te diré qué gafas de Sol necesitas

Dime cómo eres y te diré qué gafas de Sol necesitas

Según la ONU, la CIA y  el reloj de población en streammig Census.gov se estima que somos un total de 7.450.000.000 de personas en la Tierra. Cada uno de nosotros somos únicos aunque resulta difícil pensar que entre tantísima gente no haya muchos rasgos parecidos y que nos unen. Los hay convalecientes, deportistas, medio esquimales, hombres pez, adictos a la velocidad y al volante… Hay infinidad de tipos de persona. Hoy te listamos algunos tipos junto con las gafas de Sol ideales para cada uno. ¿Y tú? ¿Cómo eres? Según tu respuesta, a continuación, te presentamos qué gafas debes usar. Soy adicto a la velocidad y al volante 🚘 Si pasas horas entre tu asiento, el volante y el cambio de marchas necesitarás unas gafas con cristales marrones. Estas aumentan el contraste y proporcionan una gran agudeza visual. Existen muchos modelos de gafas de Sol ideales para ti, conductor. Los modelos marrón cristal del Born, del Carmel o del Gótico serán buenos copilotos para ti. Soy o estoy convaleciente 😷 Si recientemente has tenido algún problemilla en la vista y te has operado de miopía o de cataratas lo que necesitas es un escudo físico de protección. Nuestros ojos no solo están expuestos al los rayos dañinos del Sol sino que el propio ambiente, el aire o las partículas que contiene también pueden dañar un ojo sensible. Para evitar el contacto no deseado con la contaminación ambiental deberás usar unas gafas bien grandes, que te cubran toda la zona. Te evitarán la irritación y el lagrimeo. Además, deben ser oscuras para, por supuesto, protegerlos del exceso de luz solar. Los modelos del Carmel, las Corts, el Gótico, Gracia o la Rambla pueden ser tus mejores aliadas y, como siempre, con estilazo. Soy amante del postureo ✌ Si lo que te gusta es el postureo del bueno prueba unas CARMELAS y verás como te quedan y se quedan al verte. En este caso te recomendamos cualquier modelo de la colección de gafas de Sol para él o para ella, ¡aunque muchos diseños son unisex! Soy deportista 🏃‍ Te encanta ir en bici, eres runner, recorres montes a pie, escalando o a caballo. Adoras  la adrenalina del deporte porque así es como te sientes vivo y necesitas unas gafas de Sol que puedan seguirte el ritmo, ¡qué no es fácil! Debes escoger unas lentes súper ligeras, que parezca que no las llevas. Si vas a pasar muchas horas haciendo deporte pueden acabar siendo un estorbo y puede que acabes quitándotelas y eso sería fatal para tus ojos. Piensa que estarás expuesto a la radiación del Sol, al viento, a la arena, al polen… Durante muchas horas.Y además, deben quedar bien ajustadas para adaptarse a tus movimientos y resistir el paseito.   Dios no lo quiera, pero si te caes, ¡esperemos que haya alguien grabando! Y sobretodo, que tus gafas sean resistentes al impacto. Elígelas de calidad y bien duras. Por último, deben tener un buen filtro UV y que no se rayen. Soy medio esquimal ⛄ Si tienes genes de esquimal de Groenlandia y amas tirarte con tu tabla de snowboard sobre nieve virgen debes llevar unas gafas especializadas y elegir un proveedor de gran calidad ya que debes protegerte de unos rayos de Sol que llegan desde todas partes. Las gafas tipo máscara te aportarán un campo de visión casi panorámico, protegiéndote absolutamente toda la zona de forma prácticamente hermética para que no entre ni un poco del gélido aire de las montañas. Soy hombre pez 🐟 ¿Adoras navegar surcando los mares cual un delfín o pasar largos ratos pescando? En este caso las gafas polarizadas serán perfectas para ti ya que te protegen de los reflejos que se generan en la superficie del agua del mar para que puedas disfrutar al máximo. ¡Recuerda que si tienes cualquier duda no debes dudar en preguntarnos! Escríbenos a ayuda@carmelasvision.com.