¿Cómo cuidar mis gafas graduadas?

¿Cómo cuidar mis gafas graduadas?

Siempre te habrás preguntado ¿Qué debo hacer para que mis gafas recién estrenadas me duren nuevecitas mucho mucho tiempo? Así que  hoy te vamos a dar unos pequeños consejos para que no te duren eternamente, pero sin unos años en perfecto estado. Los principales enemigos con los que nos encontramos son: ¿Cómo evitar Rayaduras? Para empezar, el 90% de las gafas graduadas y de sol llevan lentes orgánicas, este tipo de cristales tienen grandes ventajas, pero se rayan con más facilidad que las lentes minerales clásicas de toda la vida. Así que como primer consejo te diremos que las trates con mucho amor, ¡Guárdalas siempre en su funda! Luchar contra el Polvo Si has estado en algún lugar con mucho polvo como puede ser la playa o la montaña intenta siempre quitar ese polvo con un buen chorro de agua ya que es muy abrasivo y al intentar quitarlo con un paño lo que harás  será rayar la lente en vez de limpiarla. Este consejo en particular sería ideal que lo aplicaras siempre, ya que el agua es el mejor medio para eliminar las partículas que hay en la superficie de la lente y evitar rayaduras. El salitre y mis gafas Si te encanta el mar ves con cuidado. El agua salada puede destrozarte los tratamientos que lleve la lente y oxidar todas las piezas metálicas, así que adivina....Vuelve a pasar la gafa por agua dulce para evitar la corrosión del salitre. Es realmente sorprendente lo poquito que te puede durar una gafa si no la pasas por agua dulce después de haberla mojado con agua de mar. ¿Grasa en las lentes? Puede pasar que o te encante la cocina, la mecánica o seas churrer@ y eso va asociado a la grasa. Típicas gafas que por más que le des con un pañito nunca están limpias. Limpias y limpias y cada vez es peor. ¿Solución? jabón, neutro por favor, nada de detergente de platos ni desengrasantes. Trata tus gafas como si fueran tu piel y dale productos de calidad y poco agresivos. Verás que una vez aplicado el jabón y aclaradas las gafas con agua, volverás a tener gafas nuevas. El agua, como ves, ¡NO estropea las gafas! La gamuza que utilizaste para intentar limpiar esas gafas métela  en la lavadora, si no volverás a llenar los cristales de suciedad y grasa una y otra vez. El enemigo desconocido: el Papel Nada de papel de WC ni clinex, rayan los cristales, son abrasivos. Siempre paños de microfibra o algodón. Unas buenas gafas siempre te durará más. Así que prueba con CARMELAS, calidad suprema.  

Por qué llevar gafas de Sol en invierno

Por qué llevar gafas de Sol en invierno

Cada vez tenemos más claro que las gafas de Sol no son sólo un complemento de moda, somos conscientes de la importancia de proteger nuestros ojos de la radiación. En la época estival esto suele tenerse bastante en cuenta, pero ¿qué pasa en otoño e invierno? ¿Es importante preservar nuestros ojos y la piel de alrededor con gafas de Sol en invierno? Bien, como muchos sabéis, el Sol no se va de vacaciones cuando acaba el verano y nosotros volvemos a la rutina. Trabaja todo el año, aunque a veces se nos olvide por el descenso de las temperaturas y por el aumento de la ropa que llevamos cubriendo nuestra piel. La radiación sigue ahí y los ojos necesitan protección. La piel de los párpados es muy sensible a padecer enfermedades producidas por el Sol y el propio ojo puede sufrir diversos problemas por culpa de los ultravioleta. En otoño e invierno, puede ser incluso más importante usar gafas de Sol, ya que en verano el Sol nos hace cerrar los ojillos debido a su intensidad, hecho que nos hace recurrir a nuestras CARMELAS. En invierno llevamos los ojos como platos y puede que el Sol no llegue a molestarnos -al contrario, se agradece un poco de calorcito-. Y aquí es donde está el fallo: no nos acordamos de nuestras gafas. Pero ¡ojo!, los UV nos vigilan y nosotros continuamos expuestos a ellos. Así pues, la moraleja de este post está clara: ¡CARMELAS de Sol todo el año! Para estar más guap@s, pero sobretodo ¡protegid@s for ever!

Comprar gafas online no es comprar a ciegas

Comprar gafas online no es comprar a ciegas

En la era digital, multipantalla, multitasking, multidispositivo... Tu Smartphone es casi otra extensión más de tu cuerpo y ha modificado por completo la manera en la que nos comportamos. La forma en la que compramos también ha cambiado, a causa y consecuencia de nuestra generación. Las nuevas tecnologías han provocado un hábito de compra online cada vez más seguro y cómodo. Y esta fiebre de la compra por Internet ha llegado también al mundo de las ópticas. Comprar unas gafas graduadas por Internet hace unos años podía sonar imposible, pues para ello tiene que visitarnos un experto que nos analice la vista, ¿no? Nada más lejos de la realidad. Las ópticas online existimos y crecemos cada día más. Como en todo, sobretodo en los nuevos modelos de negocio, pueden surgir algunas dudas a la hora de comprar. ¡Te las resolvemos! ¿Qué pasa si no se ajustan bien al tamaño de mi cara o no me gusta como me quedan? No debes preocuparte, sabemos que es una decisión importante y por eso puedes probarte cómodamente algunos modelos en casa sin ningún compromiso. En el caso de CARMELAS es un proceso totalmente gratuito y que ocasiona 0 molestias. Así que ¡problema resuelto! ¿Qué pasa con la graduación? Si padeces algún problema de vista y necesitas gafas, es importante que visites periódicamente a un especialista que mida tu graduación y te realice un seguimiento. Tu graduación es algo que debes saber para poder comprar tus gafas online favoritas. De momento no podemos medir tu graduación por Internet pero sí ofrecerte unas lentes de gran calidad, con tu justa graduación. ¿Es posible montar los cristales bien centrados sin estar físicamente? ¡Claro! Sólo con uno de las decenas de selfies de tu galería podemos extraer los parámetros necesarios para que tus gafas sean 100% adaptadas a ti. ¿La calidad de la montura y los cristales es la misma? Se trabaja exactamente de la misma manera que en una óptica física convencional. Además, los fabricantes de las lentes son los mismos, así que la calidad y la garantía que ofrecemos también lo es, por supuesto. Sólo cambia el canal de compra. ¿Cómo resuelvo otras dudas? La comunicación entre cliente y profesional es imprescindible en todo negocio. A través de las nuevas tecnologías resulta incluso más fácil, y sobretodo cómodo, que en los establecimientos. Existen chats o apps como Whatsapp que permiten una comunicación fluida desde cualquier lugar y en cualquier momento. Además, gracias al multimedia, resulta mucho más completo. ¿Hemos resulto todas tus incertidumbres? Ya estás list@, puedes confiar en las ópticas online. Lo único que cambia es su emplazamiento: en lugar de ser físico, es online y virtual. Recuerda que detrás de nuestro sitio web hay profesionales que trabajan para ti. Descubre todas las ventajas de comprar gafas por Internet que ofrece CARMELAS: pruébate 4 modelos de gafas en casa, sin compromiso, de forma totalmente gratuita y cómodamente. Comprueba, sin moverte de casa, la calidad de las CARMELAS y enamórate de sus diseños. Consúltanos cualquier otra duda en ayuda@carmelasvision.com. Nuestro equipo, siempre atento, estará encantado de ayudarte.

¿Por qué no usar gafas premontadas?

¿Por qué no usar gafas premontadas?

Puede llegar a ser habitual que al notar los primeros signos de que algo va mal en nuestra vista, sobretodo si no vemos bien de cerca, acabemos comprando unas gafas premontadas. Este tipo de gafas se suelen encontrar en farmacias, principalmente. Resulta tentador por ser económicas y fáciles de conseguir. Por muy cómodo que sea adquirir unas gafas premontadas, que además te ahorran todo el proceso de análisis, si necesitas unas gafas graduadas, mejor acude a un especialista.Por ejemplo, Carmelas, además de ser una tienda online, somos ópticos con una larga experiencia en el sector de la óptica y optometría, y resulta muy cómodo y te damos la opción deprobarte 4 gafas totalmente gratis en casa. Pero, ¿por qué? Lo personalizado siempre es mucho mejor Las gafas de farmacia o premontadas tienen una graduación estándar e igual para ambos ojos. Por lo tanto no compensan bien la graduación de quien las usa. Así que no se corregirán diferencias de graduación entre el ojo derecho y el izquierdo, como tampoco se compensarán posibles astigmatismos si los hubiera. Eso supone una falta de exactitud en la graduación que resultará en una mala visión, dolor de cabeza e incluso cansancio.   Por ello es mejor que acudir a una óptica para que te hagan las gafas a tu medida, con tu graduación óptima y las necesidades específicas de cada ojo. High-Quality, por favor Por lo general, las gafas premontadas contienen cristales de baja calidad, con numerosas aberraciones tanto cromáticas como en la forma. Esto genera una distorsión enorme en el mundo que nos rodea causando problemas a nuestra visión. Es común, que llevando este tipo de gafas, veamos los contornos de los objetos coloridos y/o desdoblados, en función de la cantidad de aumento. A mayor aumento, mayor distorsión de la realidad. La distancia entre pupilas Este es un factor de gran importancia a la hora de montar las lentes que no se suele tener en cuenta en las gafas premontadas. Una gafa graduada realizada en un centro óptico, debe ajustarse la lente para que pase exactamente por el centro de la pupila y evitar que se creen efectos prismáticos (desplazamiento de las imágenes). No prestar atención a la distancia entre pupilas puede generar problemas de visión, agravando los ya existentes. El mundo de las gafas es complejo, especializado e importante y por eso debe tratarse con seriedad, profesionalidad y respeto -al entrar en juego problemas de salud visual-. ¿Por qué jugársela? Compra siempre gafas de ópticas de confianza que creen gafas personalizadas para ti. No dudes en confiar en CARMELAS. Además de tener bonitos diseños, trabajamos con lentes de calidad creando las graduaciones adecuadas con procesos especializados.

Gafas de pasta vs gafas de metal

Gafas de pasta vs gafas de metal

Sabemos que tu criterio a la hora de elegir la montura de tus próximas gafas se ordena de esta forma: La moda en ese momento. Qué te favorece más. Comodidad. Pero cuando leas lo que tenemos que contarte eso cambiará. Hay otros factores que deberías valorar y tener en cuenta.Y es que, de entrada, existen grandes diferencias entre una montura de pasta y una metálica. Vayamos al grano. ⚠ ¡Atención alérgicos! ⚠ Generalmente, las gafas de pasta están hechas de acetato de celulosa, un material natural y muy respetuoso. Por lo tanto, para esas pieles sensibles, una montura de pasta resulta perfecta, ya que es totalmente analérgica. A diferencia de las monturas metálicas que pueden estar fabricadas con diferentes tipos de metal o aleaciones que pueden producir diversas alergias. Como siempre, existe una excepción que confirma la regla. Si  lo tuyo son las gafas de ver metálicas, asegúrate que sean de titanio, que es un metal hipoalergénico. Y además tiene una gran ligereza, por lo que  te resultarán muy cómodas. Así que ya sabes, para pieles sensibles y con un ahorro económico significativo respecto las de titanio, nuestra recomendación son las gafas de pasta.   Si hablamos de ajuste… Las gafas de pasta son las más adaptables, pueden modelarse con calor para un total ajuste a la cara de su portador. Deben ser de calidad, ¡no cualquier pasta sirve! Una gafa de pasta tiene que tener un puente correcto para tu nariz, ya que de lo contrario resultará muy incómoda. Si el apoyo es correcto tendrás unas gafas súper cómodas, el peso de la montura se repartirá bien y no te dejará esas odiosas marcas. Las gafas de metal tienen unas plaquetas que sirven de apoyo. Estas permiten que ajustes el puente de la gafa a tu nariz, ya sea ancha o estrecha. Aunque no suele ser tan cómoda como la montura de pasta por su apoyo menor: el punto de apoyo se reparte sólo entre dos pequeñas partes. Cuestión de cristales Si necesitas unas gafas de graduación muy alta, seguramente usas gafas de pasta. estas permiten cristales con mayor graduación, ya que el aro suele ser más ancho. Las monturas de metal acostumbran a ser más finas, aunque en cuestión de diseño no hay normas, ¿no? ¿Eres caluroso? Si eres de los que pasan mucho calor y acaban sudando, no te aconsejamos las monturas de pasta. Al estar más en contacto con la piel no permite una buena transpiración, produciendo incomodidad. Hasta puede que se te empañen los cristales y de momento aún no tenemos gafas con climatizador y limpiaparabrisas. Así que en este caso, mejor optar con unas de metal. ¿El orden de tus criterios a la hora de elegir montura ha cambiado? Estás a un paso menos de encontrar tus gafas perfectas… Más bien, tus CARMELAS perfectas. Si te decides por gafas de pasta, tienes una gran variedad de gafas de Sol y gafas graduadas de gran calidad en nuestra web.