¿Qué cristales le pongo a mi miopía?

¿Qué cristales le pongo a mi miopía?

Hoy en día la respuesta es relativamente fácil de responder, ya que en nuestra tienda online de gafas graduadas ofrecemos las opciones más adecuadas para cada caso concreto de miopía. En CARMELAS somos ópticos-optometristas lo cual nos capacita para poder conocer de manera profesional y sin posibilidad de error cual es el cristal para miopía o lente para miopía óptimos para cada paciente. Además, en CARMELAS somos expertos en graduaciones altas, como por ejemplo, la miopía magna. De cómo descubrí que tenía miopía… Los que somos miopes recordamos perfectamente el día que no veíamos la pizarra en el cole y nos llevaron a la óptica y el óptico nos dijo que éramos miopes o aquel día que, conduciendo de vuelta a casa por la autopista, el cartel del desvío hacia nuestro ansiado hogar ya no estaba tan claro como semanas atrás.En fin, llegó el momento de ponerse unas gafas graduadas de miopía. Cristales para miopía El grado de miopía puede variar entre -0.25 dioptrías y -20 dioptrías, variando de menos a más miopía respectivamente. Ese grado de miopía condicionará el tipo de cristal o lente graduada adecuados para cada caso.En graduaciones bajas o miopía baja las gafas graduadas no requieren una lente fina o reducida ya que el espesor de la misma será mínimo, lo que sí podemos incorporar a las gafas graduadas online puede ser un tratamiento antirreflejante, un tratamiento fotocromático, un filtro para pantallas, un filtro azul o hacer unas gafas graduadas de sol para miopía o unas gafas graduadas progresivas con miopía.Para graduaciones medias, es decir para miopías de grado medio comprendidas entre -2.00 dioptrías y -3.75 dioptrías la opción ideal es un cristal graduado reducido de índice de refracción 1.6, es una lente reducida perfecta para las graduaciones antes citadas. Para graduaciones de miopía superiores o miopía magna tenemos que usar índices de refracción superiores. Miopía alta o miopía magna Para miopías altas, con graduaciones comprendidas entre -4.00 dioptrías y -6.50 dioptrías recurrimos a cristales graduados con índice de refracción 1.67 o 1.7.Es importante decir que hay que poner la reducción adecuada a cada graduación porque no por poner más reducción va a quedar más fino el cristal. Por poner un ejemplo,  si tenemos unas gafas graduadas de -3.75 dioptrías de miopía con una reducción de 1.6 -que sería su reducción ideal- y pensamos en poner una reducción de 1.7 con la intención de  que quede más fino, nuestra sorpresa será que al ver el resultado nos encontraremos prácticamente el mismo espesor en ambos casos, sin embargo habremos pagado mucho más por el cristal con reducción 1.7. Graduaciones de miopía magna o muy alta Este es el caso más complicado, hablamos de miopías a partir de -6,75 dioptrías o -7.00 dioptrías. En este caso tenemos que recurrir a los índices 1.74 y 1.76 en combinación con gafas o monturas de acetato y calibres o tamaños pequeños. Aspectos interesantes sobre las lentes de miopía de alta graduación En miopía alta los cristales suelen tener una geometría muy plana, sin embargo, las monturas o gafas tienen cierta curva, es por ello que hay que tener muy en cuenta la curva base del cristal a la hora de pedir las lentes ya que de lo contrario las gafas graduadas quedarán muy abiertas y crearán incomodidad al paciente.Otro aspecto importante es que todas lentes de las que hemos hablado, índices 1.6, 1.67, 1.7, 1.74 y 1.76 son lentes o cristales orgánicos, es decir muy ligeros, pero también existen los índices 1.8 y 1.9 que solo se fabrican en vidrio, son algo más finos que el índice 1.76 pero su peso es excesivo y es por ello que cada vez se usan menos.Ayuda técnicaDesde CARMELAS somos expertos en graduaciones altas y soluciones para las mismas, así que cualquier duda que tengáis al respecto no dudéis en contactar con nosotros por correo [email protected] o por WhatsApp al teléfono 652 48 60 97

Conduciendo… ¡no sin mis gafas!

Conduciendo… ¡no sin mis gafas!

Estamos seguros de que la mayoría de vosotros no se para a pensar en la importancia de usar gafas de sol a la hora de conducir, ya sea de día o de noche. Pero sí, al volante, las gafas son un gran aliado.Se sabe que el 45% de los conductores no usa gafas de sol a la hora de conducir. Aunque no sólo es importante el hábito de llevarlas, cómo son esas gafas también es crucial. Si están compradas en el top manta de la Barceloneta, pues... el resultado es contraproducente. Pero, ¿por qué?Cuando nos ponemos al volante de día, podemos sufrir deslumbramientos que aumentan de manera significativa el riesgo de accidente. Otro factor a tener en cuenta es que hoy podemos ver perfectamente, pero puede que mañana nuestra visión se haya deteriorado. Y es por ello que revisarse la vista periódicamente, algo que casi la mitad de los españoles obvia, es muy importante.No es casualidad que la FIA (Federación Internacional del Automóvil) y el grupo Essilor (uno de los líderes mundiales en soluciones de visión) lanzaran el presente año una campaña destinada precisamente a concienciar sobre la importancia de las gafas de sol a la hora de conducir. Que el nombre que se le dió fuera “La seguridad en la carretera empieza por una buena visión”, ya lo dice todo. Si nunca le habías dado importancia al tema que hoy tratamos, abre los ojos: está justo delante de ti.En el vídeo de la campaña aparecen unas CARMELAS :) A ver si las encuentras, y lo más importante, toma nota.Tipos de gafas para conducir Vamos a ver ahora los tipos de gafas que existen y las más adecuadas según cuando conducimos:Gafas de sol de conducción diurna: El color de la lente no sólo debe combinar con tus zapatos, es importante que tengan una absorción del ultravioleta de 85% y una transmitancia del 15%. Las lentes marrones son las más recomendadas ya que son de longitud de onda corta y aumentan el contraste. Aunque distorsionan el color real, aumentan la agudeza visual… ¡lo primordial! Si las lentes marrones son demasiado clásicas para tu estilo, los tan de moda cristales polarizados también son recomendadísimos en la conducción. Están diseñadas para eliminar los reflejos que pueden generar deslumbramientos y además potencian los colores: ¡los queridos semáforos se verán aún mejor! Gafas graduadas de conducción nocturna: Durante la noche debes usar gafas graduadas si tienes algún problema de refracción, ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo. Y por supuesto no basta con llevar tus gafas puestas, debes revisar tu vista para comprobar que la graduación sigue estando acorde a tus necesidades o será aún peor. Porque el tiempo de reacción así como la probabilidad de accidente van asociados a un uso correcto de las gafas. Eso sí, estas lentes deben llevar un tratamiento antirreflejante con una transmitancia de entorno al 99%.Así que ya sabes: ponerte tus gafas te dará un toque cool a lomos de tu coche, además de evitar accidentes, lo más importante. ¿Necesitas unas gafas para asegurarte una conducción cómoda y segura? En nuestra extensa colección las encontrarás.