¿Qué es la presbicia o vista cansada?

La presbicia es un defecto refractivo muy común entre la población. Aunque es poco conocido por el nombre de presbicia, entre la mayoría de la gente se le conoce con el nombre de vista cansada.

Aparece entre los 40 y los 45 años, provoca visión borrosa en visión próxima y se soluciona con unas gafas presbicia, unas gafas ocupacionales o unas gafas progresivas.

¿Por qué tengo presbicia o vista cansada?

 La presbicia o vista cansada tiene que ver principalmente con el mecanismo de la acomodación y con el cristalino. La acomodación es un mecanismo de nuestro ojo por el cual somos capaces de enfocar a distancias cercanas o próximas y la lente que permite ese enfoque es el cristalino.

A partir de los 40 años nuestra capacidad de acomodación va disminuyendo hasta llegar a los 60 años, momento en el que dicha capacidad ha quedado mermada casi por completo. Nuestro cristalino va perdiendo flexibilidad y cada vez tiene menos capacidad para generar ese enfoque necesario para ver a distancias cercanas o distancias próximas, provocando por tanto visión borrosa y siendo necesaria una refracción ocular.

¿Cómo sé que tengo presbicia o vista cansada?

 Si ya pasamos de los 40 años y empezamos con visión borrosa transitoria en visión próxima que luego se convierte en visión borrosa constante es más que probable que tengamos presbicia o vista cansada.

En los primeros estadios de la vista cansada lo que hacemos para mejorar nuestra visión en visión próxima es estirar nuestros brazos con el fin de alejar el texto que estamos leyendo para poder verlo con más claridad. Sin embargo, llega un momento en el que nuestros brazos ya no dan más de sí y la visión borrosa en visión próxima no mejora de ninguna manera, es en ese momento cuando tenemos que recurrir a las gafas presbicia.

Para saber que refracción ocular tienen que tener nuestras gafas presbicia tenemos que acudir a un óptico optometrista o a un oftalmólogo para que nos revise la vista, nos haga un examen visual y determine que graduación necesitamos.

¿Qué graduación o refracción ocular necesito?

La refracción ocular necesaria para presbicia se mide con una adición que se añade a la graduación que tiene el paciente para visión lejana.

Puede ocurrir que ese paciente sea emétrope, es decir que no necesite refracción ocular para visión lejana o que tenga alguna ametropía, es decir que necesite unas gafas graduadas online para visión lejana.

Tanto en un caso como en otro los valores de adición están muy relacionados con la edad del paciente y son bastante lineales, aunque siempre tienen que ser determinados por un óptico optometrista o un oftalmólogo.

En la siguiente tabla se dan valores orientativos de las adiciones necesarias según la edad del paciente.

EdadAdición
40 años1 dioptría
45 años1.50 dioptrías
50 años2.00 dioptrías
55 años2.50 dioptrías
60 años3.00 dioptrías

Desde CARMELAS os atenderemos ópticos optometristas, expertos en presbicia o vista cansada, ofreciendo siempre la mejor solución para cada caso en particular. Para cualquier duda ponemos a disposición a todo el mundo nuestro correo electrónico [email protected] y nuestro teléfono 652 48 60 97 para contactar por WhatsApp.