¿Qué es la miopía?

En muchas ocasiones se habla de miopía como una de las enfermedades de los ojos, sin embargo, no es exactamente una enfermedad, sino que se trata más bien de un defecto visual, por cierto, cada vez más extendido en las sociedades modernas. La miopía no distingue entre edades, ni entre hombres o mujeres, pero lo que si observamos es un patrón común entre todas las personas que sufren miopía y es que su demanda visual en distancias cercanas es muy elevada además de que pasan mucho tiempo frente a pantallas, ordenadores, móviles o tablets.

Pero, ¿qué es la miopía?

Tal y como decíamos antes, la miopía es un defecto visual que produce una visión borrosa en distancias lejanas y una visión nítida en distancias cercanas siempre y cuando la persona no sufra los efectos de la vista cansada o presbicia.

Estructuralmente el ojo de una persona que sufre miopía es más grande que el de una persona emétrope o que no sufre ningún defecto visual, eso quiere decir que los rayos de luz que atraviesan el ojo no convergen justo en la retina, sino que lo hacen en un plano situado detrás de ella, provocando por ello una visión borrosa cuando se observa un objeto situado a una distancia lejana.

Dependiendo del grado de miopía, esa distancia a la que el objeto se empieza a ver borroso es mayor o menor, cuanto mayor es la miopía, menor es la distancia del objeto a nuestros ojos a la que empezamos a tener una imagen borrosa del mismo.

¿Por qué aparece miopía?

Esta es la pregunta del millón. No hay una respuesta única ya que hay muchos factores que pueden provocar la aparición de la miopía. La predisposición genética parece ser uno de esos factores, sobre todo en miopía magna o miopía alta. Pero también se está observando que los hábitos visuales juegan un papel muy importante en la aparición de miopía.

La miopía y los hábitos visuales

Sin embargo, se observa que la miopía está apareciendo a edades más tempranas y en personas con poca predisposición genética a la misma. Por eso cada vez vemos más niños con gafas graduadas en los colegios. El patrón común es el uso de móviles y tablets a edades cada vez más tempranas y durante más horas de las que puede soportar un sistema visual tan delicado como el de un niño. También vemos miopía en personas jóvenes y de mediana edad, también con el patrón común del uso masivo de dispositivos móviles, ordenadores, tablets, etc. Por esa razón siempre recomendamos hacer un uso responsable de estos dispositivos, usar filtro azul, gafas para ordenador, filtro para pantallas, etc., y hacer los descansos oportunos.

La miopía y los cristales para miopía o lentes para miopía

Las lentes o cristales para miopes se caracterizan por ser lentes o cristales que hacen que desde fuera se nos vean los ojos más pequeños, ya que son lentes negativas o cóncavas. Normalmente las lentes o cristales para miopía son finas en su parte central, pero a medida que nos alejamos del centro el espesor de borde cada vez es mayor, es por ello que en miopía magna o miopía alta a veces observamos lentes muy gruesas, llamadas vulgarmente “culo de botella”.

Desde CARMELAS, nuestra óptica online, os ofrecemos las mejores soluciones para miopía baja, miopía media o miopía magna.

No dudes en consultarnos al correo [email protected] o por WhatsApp al teléfono 652 48 60 97