¿Qué puedo hacer para combatir la sequedad de mis ojos?

La sequedad ocular es un problema que afecta al órgano de la vista y que requiere cuidados del ojo. No se considera un problema grave, pero sí que causa serias molestias para quien lo padece. La sequedad ocular no es lo mismo que ojo seco, aunque la terminología sea muy parecida las causas son diferentes.

¿Qué es la sequedad ocular?

La sequedad ocular se produce por un exceso de horas frente a pantallas como ordenadores, móviles o tablets. Cuando estamos trabajando con ellos o simplemente mirando durante muchas horas uno de estos dispositivos, sin darnos cuenta dejamos de parpadear correctamente, con lo cual nuestra cornea se va secando, ya que no extendemos correctamente la película lagrimal sobre la superficie corneal.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas asociados a la sequedad ocular son visión borrosa, enrojecimiento conjuntival, escozor, etc. También hemos de tener en cuenta que estos dispositivos emiten calor, lo cual hace que la película lagrimal, compuesta en parte por una capa acuosa se evapore con mayor rapidez, produciendo por tanto esa sequedad ocular tan molesta para nuestros ojos.

Solución: gafas para ordenador, para pantalla o de filtro azul

Recomendamos usar siempre para trabajar delante de estos dispositivos, gafas para ordenador, gafas para pantalla o gafas de filtro azul. También es muy importante que estemos llevando la graduación de gafas que realmente necesitamos, ya que hay defectos refractivos como el astigmatismo o la hipermetropía que si no son compensados mediante unas gafas graduadas pueden provocar fatiga ocular y sequedad ocular producidas por el esfuerzo que hace el órgano de la vista para poder ver con claridad los objetos que tiene delante. Para poder solucionar estos problemas hay que usar unas gafas adecuadas, ya sean unas gafas graduadas o unas gafas con filtro, también es muy recomendable usar gotas humectantes o lágrima artificial, con el fin de hidratar correctamente el órgano de la vista y más concretamente la superficie corneal. Estas gotas se venden en farmacias o en ópticas, el farmacéutico y el óptico optometrista te pueden asesorar de cuáles son las más adecuadas para cada caso.

Desde CARMELAS te recordamos que somos ópticos optometristas y que estamos a tu disposición para cualquier duda que tengas al respecto.

Sequedad ocular y ojo seco

Como escribíamos al principio del post diferenciábamos entre sequedad ocular y ojo seco, diciendo que eran cosas diferentes. Pues bien, el ojo seco presenta mayor problemática que la sequedad ocular propiamente dicha, ya que el ojo seco es una disfunción propia del órgano de la vista y difícilmente lo solucionaremos con gafas, ya sean gafas graduadas o gafas para ordenador. En este caso el problema puede venir asociado a la edad o por la ingesta de algún tipo de medicamento.

En ambos casos la única manera de paliar las molestias es usando gotas humectantes o lágrima artificial, hay que decir que hay grados de ojo seco y por tanto hay diferentes tipos de gotas humectantes según el caso, siendo de mayor o menor densidad según sea la necesidad.

También recordar lo importante que es protegerse del sol y del aire en estos casos, mediante unas gafas de sol, que puedes conseguir en una óptica online o unas gafas sin graduar, simplemente con el fin de que paren el aire del exterior, evitando así mayor sequedad del órgano de la vista.

Como siempre en CARMELAS estamos a tu disposición para cualquier pregunta que requiera respuesta técnica y de salud ocular.